En la actualidad todo el mundo habla de Inteligencia Artificial y sus afectaciones en el futuro, pero, ¿cómo aplica a la calidad?